Adaptación CBG 3.08

Previsualización

Los efectos del cambio climático y volátil Los precios del café contribuyen a un futuro incierto para los caficultores guatemaltecos. Los pequeños agricultores suelen adaptarse a esta incertidumbre diversificándose en otros cultivos, como frutas, nueces y madera. Debido a que están cultivando cultivos para su propio consumo, esta práctica mejora la seguridad alimentaria de los agricultores y reduce su dependencia de los ingresos impredecibles del café (Gerlicz et al 2018).

La diversificación es especialmente importante para los agricultores que no pueden producir café de especialidad, ya sea debido a las condiciones de la finca o porque los agricultores no pueden acceder al mercado. Sin embargo, para los pequeños productores, encontrar un mercado para otros productos es difícil. La mayoría de los cultivos que no son de café suelen ser consumidos por los propios miembros de la familia; solo una pequeña parte de ellos se vende en los mercados locales. En estas fincas, el café sigue siendo la principal fuente de ingresos, que las familias necesitan para ropa, educación y atención médica (Petchers y Harris, 2008).

Imágenes: La diversificación en diferentes cultivos ayuda a proteger a los agricultores contra volátil precios del café, pero encontrar un mercado para cultivos secundarios puede resultar difícil.

En las regiones de menor altitud, sin embargo, algunos agricultores se están alejando por completo del cultivo de café. La conversión de los bosques agroforestales de café a otros usos de la tierra significa que como resultado se están perdiendo hábitats importantes para la biodiversidad nativa (Haggar et al 2013).

Los bajos precios del mercado y el acceso limitado a los fertilizantes han llevado a algunos agricultores, motivados por los precios más altos que pagan por el café orgánico, a avanzar hacia la agricultura orgánica (Eakin et al 2006). Otros agricultores han adoptado la certificación de Comercio Justo como una forma de proteger sus ingresos frente a los bajos precios del café. Un estudio de los productores de café en Costa Rica y Guatemala encontró que si bien el Comercio Justo puede proteger a los productores contra volátil precios, no beneficia a las personas más pobres de la industria del café y puede dañar los intereses de los pequeños agricultores a largo plazo (Haight 2007).

Foto: Los agroforestales cafetaleros son un hábitat importante para la biodiversidad nativa en Guatemala.

Por otro lado, la evidencia muestra que el crecimiento en el mercado de cafés especiales está beneficiando a algunos pequeños productores. Los agricultores que tienen tierras aptas para cultivar café de alta calidad y pueden acceder al mercado de especialidad están obteniendo precios más altos por su café que los que obtendrían de las cooperativas. El auge del café de especialidad ha creado oportunidades para que los pequeños agricultores de algunas de las regiones más pobres de Guatemala aumenten sus ingresos (Fischer y Victor 2014). Sin embargo, este cambio hacia la venta en el mercado de especialidades ha tenido un costo para las cooperativas tradicionales, que pueden ofrecer apoyo y precios del café más estables a los agricultores más vulnerables (Fischer et al 2020).

Existe evidencia de que una inversión modesta en infraestructura y apoyo a los pequeños agricultores en Guatemala podría aumentar en gran medida sus rendimientos, brindándoles medios de vida más sostenibles. Un estudio de agricultores en Guatemala, Nicaragua, Honduras y Vietnam encontró que, si bien los agricultores guatemaltecos eran los más eficientes técnicamente entre los estudiados, aún existía el potencial de aumentar la rentabilidad de los agricultores dándoles acceso a información y capacitación sobre buenas prácticas agrícolas (Salazar 2006).

Asimismo, un proyecto de Technoserve (2017) demostró el valor de brindar educación a los pequeños agricultores. Muchos agricultores de Guatemala no han tenido acceso a una capacitación formalizada sobre prácticas agrícolas, sino que han aprendido de sus familiares o de las fincas vecinas. Al capacitar a los agricultores en intervenciones de bajo costo como la poda, el acolchado y el compostaje, y al brindarles información sobre cómo hacer el uso más eficiente de los fertilizantes y pesticidas a los que tienen acceso, el proyecto ayudó a los participantes a lograr un aumento de 45% en el rendimiento y un 35% aumento de los ingresos por café.

 

Volver a: La Guía del Comprador de Café en Guatemala > Cultivo, cosecha y procesamiento

Enviar comentario

¡Te has suscripto satisfactoriamente!