Riego T 3.03

Por favor, matricúlate en el curso antes de empezar la lección.

El riego es el suministro controlado de agua a las plantas. El riego mantiene las plantas saludables y productivas durante los períodos de poca lluvia, pero también tiene otros beneficios: controlar el momento de la floración y la maduración de la fruta, protegiendo potencialmente el suelo de erosión o compactación, o suprimir el crecimiento de malezas.

Solo el 10% de las tierras agrícolas utilizadas para el cultivo de café en Brasil se riega, sin embargo, este 10% proporciona 22% de la producción total de café cada año. (Saturnino, 2007 y Gleice A. de Assis y otros, 2014) Lo que sugiere esta estadística es que el riego tiene un efecto dramático en el aumento de los rendimientos.

El aumento del suministro de agua y nutrientes a través del riego combinado con la fertilización también permite que las plantas crezcan a densidades mucho más altas, lo que hace que la tierra sea varias veces más productiva. El riego también permite cultivar en tierras que de otro modo no hubieran sido adecuadas para el cultivo de café. Sin embargo, al igual que con la fertilización, no existe un enfoque único para todos: la cantidad y el momento ideales de riego dependen de las condiciones locales, incluida la latitud, la distribución de las lluvias, el momento y la gravedad de la estación seca y el tipo y la profundidad del suelo.

Volver a: Terruño > Entradas

¡Te has suscripto satisfactoriamente!