Parte 3: ¿Quién realmente inventó la primera máquina de espresso?
diciembre 03, 2022
Parte 3: ¿Quién realmente inventó la primera máquina de espresso?

Una contracorriente de Steam con Etzensberger por Sébastien Delprat

 

'La Vuelta al Nilo se ha vuelto tan popular que muy pronto ningún estadounidense en una 'Gira Europea' se atreverá a volver a casa y enfrentarse a sus amigos si no ha hecho el Oriente'. —Robert Etzensberger, Hasta el Nilo por Steam (1872).

Portadas de la revista Thomas Cook & Son Excursionista de Cook y anunciante turístico internacional (1861-1902) y la novela de Julio Verne Le Tout du Monde en 80 días (1872)

Hacia el anochecer, veo la alta columna del faro de Moka alzándose en el horizonte; luego, aparece inmediatamente después la franja de arena que le sirve de base. Detrás, la ciudad de Moka, una masa de casas blancas de las que se alzan delicados minaretes. … Moka! Glorioso nombre del que se honra el café como título de nobleza, veo al fin esta imponente ciudad.14 —Henry de Monfreid, Los secretos de la Mer Rouge (1931)

Mientras que el café estaba reservado para la élite cuando llegó al continente europeo en el siglo XVII, poco a poco se extendió a toda la población a medida que los imperios robaron el preciado grano de los otomanos y comenzaron a cultivarlo en sus colonias durante los siglos XVIII y XIX.15 En esa época, y quizás para esconder tras una cortina de humo los horrores de la esclavitud utilizada para su producción, el café trajo, junto con su aroma, los sueños del Medio Oriente, demostrados por importantes insumos como el movimiento del Orientalismo y el tremendo éxito de el libro Noches árabes.16

En Alemania, el café se mantuvo alejado de la gente común hasta principios del siglo XIX, no solo porque competía con la cerveza (como se menciona en un manifiesto de 1777 del rey Federico), sino también porque representaba una gran fuga de capitales hacia países extranjeros. . ¿Esta persecución de los bebedores de café quizás estimuló su inventiva? Uno puede creerlo al mirar la cantidad de precursores alemanes (o prusianos) en la historia de las cafeteras. Estos incluyen no solo a Römershausen en la década de 1820, sino también a Johann Nörrenberg, quien inventó el aspiradora olla a presión en 1827, y Hermann Eicke y Emil Wiesert (ambos de Berlín). Eicke construyó un precursor de la máquina de espresso doméstica en 1878 y Wiesert introdujo la cafetera moka en 1879. Con respecto a la máquina de espresso, los dos inventores que pueden considerarse precursores de Moriondo también son de origen alemán.

Bueno, para ser más precisos (y respetuosos con los suizos), el primero de los dos inventores nació en Zúrich. George Augustus Sala, el truculento periodista inglés que lo conoció personalmente, lo describió como "un suizo-alemán muy inteligente". Pero a Robert Ulrich Etzensberger realmente no le importaban las fronteras, ya que viajaba regularmente por Europa debido al trabajo. Mencionado por el 1878 Guías de viajeros estadounidenses Con "una de las mejores reputaciones de Europa como director", Etzensberger fue gerente del Hotel Schweizerhof en Lucerna y el Hotel de Rome en Roma antes de convertirse, en 1865, en el gerente del prestigioso Grand Hotel Victoria de Venecia. Venecia era entonces parte del Reino Lombardo-Veneciano, pero pronto pasó del Imperio austríaco a Francia y fue entregada a Italia a finales de 1866.

Anuncios del Grand Hotel Victoria de Venecia desde Manual de Harper para viajeros en Europa y Oriente (1866) y Las guías del viajero americano (1868)

Etzensberger también fue presentado como lingüista, hablando "inglés, francés, italiano y alemán con casi la misma fluidez". Fue uno de los personajes talentosos del nuevo negocio de las visitas guiadas y las agencias de viajes. Se ganó su reputación cuando formaba parte del negocio turístico de Thomas Cook en Europa, con su hotel en Venecia. Mientras esperaba que comenzara un nuevo puesto en Inglaterra, Etzensberger se convirtió (en 1871) en parte del primer servicio de viajes de Thomas Cook a Egipto. El Canal de Suez recién construido había abierto Egipto a los europeos a fines de 1869. Etzensberger fue nombrado agente general del comisariado de los vapores del Nilo y se encargó de los primeros viajes a Egipto y Palestina para Thomas Cook and Son Company en 1871 y 1872 .

Un extracto de 'Serie de programas de invierno de billetes circulares, sencillos y directos de Londres a Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, etc.' (1871) y un mapa de Hasta el Nilo por Steam (1872)

La primera agencia de viajes de Thomas Cook & Son en El Cairo (década de 1870) y extracto de Hasta el Nilo por Steam (1872)

Elementos publicitarios vinculados a las excursiones en barco de vapor por el Nilo de Thomas Cook & Son, y una típica foto tomada frente a la Esfinge y las pirámides por los hermanos Zangaki en la década de 187017

Supervisó el alojamiento de los primeros turistas en El Cairo en el Hotel Shepheard, y todos los arreglos y el catering para el viaje de los vapores a las maravillas de Egipto. El libro que escribió en 1872 (Hasta el Nilo por Steam) menciona que, a bordo, 'se sirve café preparado al estilo turco después de todas las comidas, y esta deliciosa bebida se puede tomar en cualquier lugar y en cualquier momento'.

¿Fueron estos viajes a las tierras y culturas originales del café lo que influenció a Etzensberger, o fueron sus experiencias en Roma y Venecia? La historia no nos lo dice, pero sin duda, Etzensberger comenzó a enfocarse en la preparación de café para su hotel inmediatamente después de sus experiencias trabajando para Thomas Cook & Son. Después de su gira final en Egipto, en 1872 se unió al Midland Grand Hotel en Londres. , como un manager. Augustus Sala predijo que el hotel, propiedad de Midland Railway y ubicado en la estación de tren de St Pancras en Londres, estaba "destinado a ser uno de los más prósperos, ya que es sin duda el hotel más suntuoso y mejor dirigido del Imperio". . A pesar de algunas dificultades financieras, Etzensberger insistió en que la construcción debía seguir el diseño de George Gilbert Scott, y el 5 de mayo de 1873 el hotel dio la bienvenida a sus primeros huéspedes. En su inauguración, el Grand Midland Hotel era el más grande del Reino Unido, con capacidad para 600 huéspedes y espléndidos interiores.

Anuncios del Midland Grand Hotel, de Notas de Bradshaw para viajeros en Tirol y Vorarlberg, vol. 21 (1873) y Manual turístico de Cook para Suiza (1884)

En 1873, Etzensberger solicitó su primera patente. Cierto, Inglaterra no era la tierra del café, pero él venía de un país diferente y tenía un profundo conocimiento de las experiencias culturales. Quería servir a los clientes de su hotel la mejor taza de café del Imperio. Sus patentes, presentadas en el Reino Unido y los EE. UU. entre 1873 y 1880, reflejan sus continuos esfuerzos por desarrollar una máquina de café capaz de producir café para un hotel o un hogar, e incluía una forma práctica de recargar café. La 'caja' para el café (o el té) se colocó en la parte superior de la máquina o se montó en un grifo, lo que facilitó la extracción de los posos usados o las hojas de té.

Las patentes británicas (1873) y estadounidenses (1876) de Robert Ulrich Etzensberger muestran su primera máquina de café, que funcionaba según el principio de presión de vapor, presentaba un colador de café ubicado en la parte superior de la máquina y era fácilmente recargable.

Izquierda: la patente estadounidense de Etzensberger, de 1877, para una máquina de dos caras (una para café y otra para té) funciona según el mismo principio que sus patentes anteriores. Derecha: el desarrollo de la idea de la 'caja de café' también se aplicó a una cafetera doméstica, como se muestra en una patente alemana de 1879 y un modelo lujoso que sobrevivió al tiempo.  

Un anuncio de los productos de Etzensberger en Noticias de la taberna del café (mismos dos modelos que los presentados en las patentes, en la ilustración anterior), 1878

La última patente de Robert Ezensberger (de EE. UU., 1880) muestra su 'caja de café' unida al grifo de agua a presión de vapor mediante un accesorio especial, lo que lo convierte en un sistema precursor del portafiltro de la máquina de espresso.

Cualquiera que mire su patente de 1880, que muestra una caja de café atornillada a un grifo y usa la fuerza del vapor para hacer pasar agua caliente a través del café molido, debe recordar el primer modelo de máquina de café de Moriondo. La forma en que se construyó la caldera, con una orientación alta y vertical, también es notable. La caja de café estaba ubicada en un contenedor cerrado y todo el aparato estaba destinado a producir grandes cantidades de café. Este diseño fue un claro paso hacia el portafiltro removible.

Las máquinas de café de Etzensberger se produjeron en grandes cantidades, se anunciaron en muchos diarios y las revistas Thomas Cook & Son las promocionaron, al igual que su amigo George Augustus Sala en sus diarios. Estas máquinas equiparon hoteles, cafeterías y barcos de vapor. Los modelos de máquinas de café de Etzensberger se mostraron en las exposiciones de París y Filadelfia.

Extractos de El diario de comercio británico (1880) y Lugares de interés de Londres (1883)

Parece que su propio hijo persiguió su pasión por las cafeteras. Un inventor llamado Albert Etzensberger de Londres presentó una patente en 1896 para una urna de café diseñada para servir café hecho con extractos de café. Ciertamente era el mismo extracto de café que E. Etzensberger and Co. vendía bajo el nombre de 'Etzensberger's Essence of Coffee'.

Dibujos de la patente de 1896 de Albert Etzensberger, titulada 'Mejora en urnas adecuadas para retener café y leche calientes u otras bebidas calientes'

Un punto llamativo de Etzensberger y Moriondo es su pasado común: ambos eran gerentes de grandes hoteles en una ciudad importante, ubicada junto a las principales estaciones de tren. Es muy probable que estos dos apasionados de las cafeteras se conocieran en algún momento, o al menos que algunos clientes de sus respectivos hoteles se mencionaran uno al otro. Es imposible decirlo con certeza, pero en el mundo en movimiento de finales del siglo XIX, las grandes ciudades como Londres y Turín estaban mejor conectadas que nunca.

 


14 El texto original dice, 'Vers le soir, je vois se dresser sur l'horizon la haute colonne du phare de Moka; Puis, la bande de sable qui lui sert de base apparaît à son tour. En arrière, la ville de Moka, masse de maisons blanches d'où s'élancent des minarets délicats. … Moka! Nom glorieux dont on honore le café comme d'un titre de noblesse, je la vois donc cette ville imposante.
15 Comprobar el mapa de la distribución histórica de Café arábica preparado por la Specialty Coffee Association of America.
16 Traducido por primera vez en Europa como Les Mille et Une Nuits por el mismo Antoine Galland que escribió De l'Origine et du Progrès du Café
17 Dado que la persona sentada en el camello parece ser la misma que está parada en las escaleras de la primera agencia de Thomas Cook en El Cairo, me gusta imaginar que este personaje es el mismo Etzensberger… ¿quién sabe?

0 comentarios