7.04 Prueba básica de sifón

Por favor, matricúlate en el curso antes de empezar la lección.

Uno de los aspectos más desafiantes de la preparación de la infusión con sifón es manipular las piezas de vidrio, especialmente cuando están calientes. Los sifones son difíciles de limpiar y pueden hacer que los flujos de trabajo comerciales sean muy lentos y costosos si se producen roturas. En la prueba básica de sifón requerimos que los baristas manipulen el equipo con cuidado y de forma segura; cuando se retira la cámara superior del sifón para decantar el café preparado, se debe tener cuidado para evitar derrames y roturas. Recomendamos el uso de un recipiente hermético o un soporte en el que colocar la tapa del sifón al final de la preparación. 

Hemos descubierto que el éxito en la preparación con sifón depende de tener el sifón a la temperatura correcta en el momento en que se agregan los molidos. Antes de comenzar a preparar la cerveza, los baristas deben indicar la temperatura de inicio objetivo para su preparar agua y esperar hasta que se alcance esta temperatura antes de agregar el café. Si la temperatura objetivo de un barista es demasiado baja o demasiado alta, es posible que no se pueda lograr con un sifón. Puede llevar bastante tiempo esperar a que el agua alcance la temperatura adecuada. Por esta razón, los entrenadores pueden deducir del límite de tiempo total del examen (15 minutos) el tiempo necesario para calentar el agua a la temperatura objetivo. 

El café elaborado con sifones es notoriamente caliente, por lo que recomendamos que los baristas no precalienten las tazas cuando sirvan la bebida. 

 

Volver a: Inmersión > Prueba de IM Baseline

¡Te has suscripto satisfactoriamente!